3.Tratamiento

Por el momento, no podemos hablar nunca de tratamiento curativo en la espondilitis anquilosante, aunque debemos tener presente que existe el tratamiento paliativo de la enfermedad a traves de medicación. Los analgésicos simples o convencionales, como el paracetamol, no adquieren protagonismo en la terapéutica farmacológica de la EA, tomando gran relevancia los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) en general, ayudan a conseguir mayor actividad física y a la obtención de un mejor estado general, además de ejercer una función analgésica.

Cuando el médico establece el antiinflamatorio adecuado, habitualmente se preocupa por reducir el número de tomas del fármaco, si es posible a tan sólo una, que preferiblemente sería al acostarse, para conseguir mejorar el sueño, ademas de disminuir la rigidez al levantarse y aliviar el dolor.

Los medicamentos más utilizados en la EA suelen ser la fenilbutazona, el piroxicam, la indometacina y el naproxeno, pues existen presentaciones retard, y además diferente posología, que le facultativo puede adecuar a cada caso.

Para casos muy severos se usan tambien otros dos medicamentos, la sulfasalacina y la azatioprina. La primera de ellas es un medicamento muy extendido, por que se suele administrar principalmente en pacientes con mayores procesos inflamatorios en las articulaciones periféricas, ya que sobre la columna es bastante menos su efecto.

Otros medicamentos que se han probado con menos suerte por el momento son el metotrexato -indicado mas especificamente para la artritis psoriásica-, y algunos medicamentos por vía intravenosa e intramuscular, como el pamidronato o la metilprednisolona de los que tampoco se han derivado resultados destacables.

Como medicación de apoyo, en la mayoría de los casos, se recetan protectores gástricos como el omeprazol o el lansoprazon, ya que al tratarse de una enfermedad crónica, es decir, con largos tratamientos, pueden producirse erosiones en la mucosa gástrica.

8 comentarios

  1. me gustaria conocer un poco mas de la evolucion de pacientes que utilizan terapias biologicas anti tnf

  2. Soy un paciente de 35 años, que he experimentado un cambio tremendo en mi calidad de vida desde que me pincho Enbrel, Me ha extrañado no ver en vuestra página de tratamientos ninguna referencia a este medicamento, que puede beneficiar a muchos otros enfermos.
    Saludos,

    • Es un tema delicado. En su momento, haremos referencia a los tratamientos biológicos. Desde luego, han significado un gran avance, pero no todos los pacientes pueden usarlos por lo que se requiere un control médico muy exhaustivo.

  3. tengo 28 años y llevo dos meses con la dieta sin almidon.Hago mucho ejercicio y me gustaria saber que comer para contrarestar la falta de aporte de hidratos de carbono tan necesarios para el deporte.
    saludos y gracias

  4. Mi nombre es Sandra, tengo 49 años, más o menos a los 16-17-18 años inicie con dolores en mi cuello y cadera leves luego fueron aumentando creí era un mal dormir, luego los dolores pasaban de un lugar a otro. Me extrañe pero no hice nada, con el tiempo los 28 años en mi segundo embarazo se agudizo mi enfermedad; caminaba mal me iba a un lado o al otro no podía voltear a mirar. Inicie terapias alternativas homeopatía, vitaminas, bioenergéticas hasta llegar a la medicina convencional después de un embarazo embarazoso en el cual, al poco tiempo del nacimiento de mi segundo hijo al quedar inmovilizada por los dolores gane un trombo que obstaculizo el fluido en la principal vena, mantuve 3 meses muy mal de clínica en clínica, aquí al ir al reumatólogo me informan de mi enfermedad y la inician a tratar con metotrexato y algunos anti inflamatorios combinados los cuales me hacía mucho daño y me ponían muy tonta, los ingerí por algún tiempo, pero día a día el organismo me exigía más medicamento por esto decidí volver a las medicinas alternativas combinadas con las convencionales de las más económicas pues estos medicamentos me llevarían a la ruina.
    Inicie a tomar celebrex (4 CAJAS) pero al ser tan cara la remplace por celecoxib los primeros dos o tres días seguidas, luego de a una diaria (por tres días), así hubiera dolor, luego 1 día intermedio hasta que mi cuerpo respondía por si solo; si no lo hace lo acompaño con terapia neural con vitaminas y suero algo costoso pero no contamina mi cuerpo con tanta medicina química, además de ejercicio, buena alimentación evitando mantener una misma postura.
    Olvidaba comentar, me encanta el arroz, la papa, el pan no los he dejado de comer, pero también me gusta la fruta, verdura leche de soya es importante aprender a contemplar con amor el mundo.
    Me he descuidado últimamente en todo, algunos dolores vuelven mi cuerpo, se quiere encorvar, pero la combinación de tratamientos (celecoxib y terapia neural) me han funcionado. Hoy mi quehacer es estresante, agotador y demanda tiempo. Iniciaré un nuevo ciclo tratando de organizarme al máximo mis quehaceres y retomaré mi anterior postura, luego les contare que sucede con mi proceso en esta vida y con mi acompañante la espondilitis anquilosante.
    Para finalizar comento que aveces mis exámenes salen positivos o negativos no sen por que.

  5. No se sí conocéis a un Dr. Ebringer de Londres. No se pierde nada intentando la dieta de este Dr. Buscad en Google.
    Si la. Klebsiella es la causante, hay vacunas contra esta bacteria.
    Un saludo

  6. Hola, nos gustaría ampliar las información sobre los tratamientos sobre enfermedades reumáticas que ofrecemos en nuestro blog de http://www.reumaonline.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s