1.¿Qué es la EA?

DEFINICIÓN

La espondilitis anquilosante es un proceso reumático inflamatorio, de carácter crónico, que afecta principalmente a las articulaciones vertebrales en general y a las sacroilícacas -encargadas de unir la columna vertebral con la pelvis-, en particular.

También puede producirse la inflamación de otras articulaciones de los miembros, como tobillos, rodillas, muñeca, caderas, etc, teniendo mayor prevalencia en las extremidades inferiores. La mayoría de los casos comienza entre los 15 y 30 años con predominio de los varones: 3-6 por cada mujer.

¿CÓMO SE MANIFIESTA LA EA?

La espondilitis aparece habitualmente de forma lenta y gradual, con episodios de dolor en la región lumbar que irradian hacia las nalgas e incluso por la cara posterior del muslo, confundiéndose así con la famosa ciática. Este dolor se acrecienta durante la noche, provocando a la hora de levantarse de la cama una notable y dolorosa rigidez, con la consiguiente limitación en la movilidad.

CAUSAS DE LA EA

Por el momento, no se ha conseguido descubrir la causa directa que provoque la espondilitis anquilosante. A partir de la investigación sólo podemos hablar de tres enfoques que intentan definir la causa de la enfermedad.

Por un lado hay que destacar la predisposición genética del individuo, ya que es habitual encontrar en la persona afectada el antígeno de histocompatibilidad HLA-B27. Esta teoría no es definitiva pues sólo un 6% de la población es portadora del antígeno, además un 5% de enfermos de espondilitis no es portador del HLA-B27, hecho que demuestra que no es necesaria la presencia de esta glucoproteína para desarrollar la enfermedad.

Otra explicación que se acepta trata sobre la penetración de fragmentos de bacterias que aprovecharían las debilidades del sistema digestivo para entrar al organismo.

También se acepta la teoría de que puede existir una respuesta inmunitaria desproporcionada, que lucharía contra algunos tejidos propios, aquellos que presentaran mayor semejanza con el antígeno HLA-B27, o con los antígenos de las bacterias anteriormente mencionadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s